Decir «No» con psicología y sin estrés emocional

Decir «No» con psicología y sin estrés emocional. Se trata de una habilidad fundamental si quieres vivir con menos estrés y hacer espacio para lo realmente importante en tu vida.

¿Crees que no sabes priorizar y por ello tienes estrés? Puede que lo que te produce estrés realmente sea seguir diciendo SÍ cuando querrías decir NO.
¿Lo que te produce estrés es seguir esperando el momento perfecto para decir NO
?

Antes de decir «No» comprende desde tu psicología cognitiva por qué es tan incómodo decirlo…

El problema con los yuppies de la autoayuda es que repiten como loros “hay que aceptar todo lo que te llega”. Otra de sus frases favoritas es “hay que aprovechar todas las oportunidades que te da la vida”. Simplemente repiten como loros… acaba siendo un mensaje vacío. Un mensaje que sólo se creen ya los desfasados del New Age.

Pero mientras algunas personas esconden su miedo a decir “no” detrás de la famosa “aceptación” los seres humanos inteligentes no podemos aceptar todo lo que llega,
algunos queremos hacer algo al respecto, aunque en ocasiones no sepamos todavía cómo hacerlo…. Y de eso va este artículo.

Rechazar, decir “NO” a una propuesta o a una demanda es algo realmente incómodo. Aquí los 3 motivos fundamentales. Conócelos y prepárate para cuando aparezcan:

Decir «No» puede generar mucha ansiedad social y estrés emocional, pero no hacerlo puede traer más estrés laboral incluso acabar en burnout y ansiedad

1. Como mamíferos estamos predispuestos para mantener la armonía en el grupo, en la manada, y decir no rompe esta armonía. Por eso muchas personas dicen “Sí” cuando quieren decir “No”. La famosa presión de grupo también se puede dar en las interacciones uno a uno… “Si le digo que NO quizá empiece a hablar mal de mi al resto (de la manada)”. Esta fricción que nos generaría más estrés nos la ahorramos cuando decimos “Sí” donde querríamos decir “No”.

2. Muchos, me incluyo en esto totalmente, hemos sido educados en el “no hay que dejar pasar las oportunidades” y eso nos hace temer perdernos la posible fiesta. ¿Recuerdas en tu adolescencia ese “salir y aguantar la noche no vaya a ser que me pierda algo…?»

Hay que aprovechar todas las oportunidades” es uno de los mayores engaños que podemos comprar, porque aprovechar todo significa no enfocarse en nada, dispersar las fuerzas en 15 direcciones, sin avanzar realmente en ninguna.

Un ejemplo de esto que he podido vivir en mis propias carnes con la cuarentena han sido varias ofertas de trabajo con escuelas de negocios, podcasters y empresas. Sin embargo mi prioridad profesional son mis clientes y alumnos de Cemyc, es aquí donde desarrollo el mayor impacto en mi trabajo. Decir que “Sí” a todas esas oportunidades habría supuesto dispersar las fuerzas en muchas direcciones, perdiendo calidad en mi trabajo fundamental. Decir “No” y perder oportunidades me ha permitido manejar mi estrés y lo que para mí es más importante: mantener la calidad que damos a los clientes con los que sí decidimos y nos comprometemos a trabajar en los cursos.

Otro de los mitos en los que hemos sido educados es “hay que ser amable con todo el mundo”  o “decir no es de personas egoístas”. Éstas son algunas ideas irracionales que describo en el libro “Propósito” con el nombre de Mitos Divinos.

A veces a nivel racional podemos identificar que son mitos… pero después la emoción de la culpa, el miedo a la desaprobación del otro o la vergüenza al qué dirán, acaba tomando la decisión. En estas ocasiones vemos que son estas emociones, miedo o vergüenza, las que dirigen la acción. Y estas emociones suelen tomar la decisión del “Sí” donde quieres decir “No”.  Por lo tanto para evitar la fricción y evitar el estrés esto es muy efectivo, a corto plazo te alivia y no tienes que enfrentar ese malestar inicial del «No».

¿Pero qué costes tiene a medio y largo plazo para ti? Es realmente importante que puedas responderte esta pregunta.

3. Decir “NO” a una propuesta se puede tomar como algo personal, cuando no lo es. Hemos de aprender que decir NO a una propuesta no es rechazar a la persona, es rechazar la propuesta. Creo que en un momento de nuestra vida todos nos hemos sentido rechazados como persona cuando en realidad lo que han rechazado era simplemente una de nuestras propuestas. Y esto genera fricción, estrés.

Volviendo al ejemplo de la cuarentena, declinar las ofertas que me han llegado y que no podía atender en ese momento, puede que haya resultado incómodo al principio pero después me han agradecido el haber sido claro y honesto. Nadie quiere que le vendan una moto o que alguien se comprometa a dar una calidad que luego no va a poder entregar. Ahora he perdido algunos clientes sí, pero he ganado colegas para siempre por respetar tanto la calidad de lo que ellos quieren recibir como la calidad de mi trabajo.

Después de trabajar con más de 400 personas y organizaciones en gestión de estrés veo que la habilidad para decir “No” es fundamental si quieres manejar el estrés de forma efectiva en tu vida.  Las técnicas de mindfulness pueden ser fundamentales, priorizar y definir objetivos también. Y a eso nos dedicamos en las formaciones de gestión de estrés, como recojo en el libro Cero Estrés DTD. Pero también a formar en habilidades interpersonales, si no todo el trabajo interior muere sin salir a tus relaciones.

Y créeme, nuestras relaciones son el 90% de los motivos de estrés, como bien comprobamos cada día en la clínica de estrés de Cemyc.

Decir «No» con psicología y sin estrés emocional a veces es simplemente imposible… vas a experimentar estrés al principio. Pero menos cuanto más lo practiques.

¿Por qué no decimos “No” si ya hemos dado todos los pasos para poder hacerlo?
Hemos bajado el estrés, hemos priorizado, hemos diseñado objetivos, sabemos a qué tenemos que decirle que no…
¿Por qué sigo diciendo que “sí” donde quiero decir “no”?
Llegados a este punto la respuesta es clara: no tenemos un modelo sobre cómo hacerlo sin generar fricción. No sabemos qué practicar…

¿Cómo practicarlo si no tenemos opciones para practicar?
Ahora que tienes las ideas claras sobre por qué decir «No» con psicología y sin estrés emocional… voy a darte un menú de 7 opciones para que comiences desde hoy mismo si quieres a practicar.

Muchas veces no decimos «No» porque no conocemos formas de hacerlo sencillo y sin fricción. Aquí un Menú de 7 opciones para que escojas la tuya:

1. Despriorización – La forma de decir «No» dejando el estrés al otro

2. Otro salvador – Deja de salvar al mundo y deja que otro afronte el estrés

3. Tienes mi apoyo – Una forma parcial de decir Sí y de decir No

4. «Pásame una propuesta« – La frase favorita de este psicólogo

5. Respuesta del monje Psicología antiestrés en un simple email

6. Silencio Mindful – Cuando Mindfulness dice el No por ti

7. Calendar – Cuando tu estrés laboral y tu agenda son tus aliados

Cuando escuches el programa con las 7 formas de decir «No» hazlo con papel y boli. Recuerda que esto es una habilidad y que requiere práctica. Ahora bien, te aseguro que cuanto más practiques más lograrás estas 3 cosas:

  • Ganarás confianza para hacerte valer, haciendo valer tu tiempo y prioridades
  • Tu entorno te respetará más y además agradecerá un «NO» a tiempo a que des largas sin sentido haciéndoles perder su tiempo
  • No sólo reducirás tu estrés sino que tendrás tiempo para enfocarte en lo que SÍ es importante y valioso en tu vida

Espero que este artículo y los 2 programas en podcast que contiene te resulten útiles.
Me encantará que dejes tus comentarios o preguntas para próximos programas y artículos.

Lucas Burgueño.

1 comentario en “Decir «No» con psicología y sin estrés emocional”

  1. Hola usted personalmente colega de !
    ¿Qué son los préstamos personales?

    https://zaem.pp.ua/img/Loans1.jpg

    Solicitar un préstamo es la mejor opción para financiar su proyecto y los costos adicionales que espera o puede incurrir. Es un producto bancario que le permite recibir una cierta cantidad de fondos acordados entre usted y el prestatario o banco que proporcionará préstamos en línea.

    Préstamos personales, ¿son para mi?

    ¡Naturalmente! Estos productos financieros son para todos aquellos que necesitan un pequeño impulso en algún momento. Y todo es mejor si puede obtener su préstamo en línea sin papeleo

    ¿Cómo conseguir mi préstamo personal online?
    Con el simulador de puedes solicitar financiación sin compromiso. Negociamos con entidades TOP para conseguirte el préstamo personal que mejor se ajusta a ti. El proceso es 100% online, SIN comisiones y SIN papeleos.

    ¿Te habíamos dicho que nuestros préstamos personales no tienen letra pequeña?

    El proceso del préstamo demora aproximadamente 5 minutos. Préstamos instantáneos en línea!

    Puedes solicitar desde 750€ hasta 50.000€, con un TIN variable desde el 4,65% TIN (4,75% TAE) hasta un máximo del 34,10% TIN (39,97% TAE) para devolver en un plazo de entre 6 hasta 96 meses. Estas condiciones de financiación dependen de la nota de tu capacidad financiera o .

    Sinceramente, Ksenia Yevtushenko
    gerente de proyecto de préstamo en línea

    Responder

Deja un comentario